Gregor Strasser

Gregor Strasser

Gregor Strasser, hermano de Otto Strasser, nació en Geisenfeld el 31 de mayo de 1892.

Strasser se unió al ejército alemán y durante la Primera Guerra Mundial ascendió al rango de teniente y ganó la Cruz de Hierro (Primera y Segunda Clases) por su valentía.

Strasser fue miembro del Freikorps antes de unirse al Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes (NSDAP). Participó en el Beer Hall Putsch y después de su fracaso fue encarcelado brevemente. Al ser puesto en libertad, vendió su botica y utilizó el dinero para dedicarse por completo a la fiesta.

Gregor Strasser se trasladó al norte de Alemania, donde rápidamente se convirtió en una de las figuras más importantes de Sturm Abteilung (SA). Desarrolló un gran número de seguidores y se convirtió en líder del ala revolucionaria del NSDAP. Strasser era un socialista comprometido que creía en "principios socialistas puros". Como Ernst Roehm, se opuso a la política de Hitler de intentar ganar el apoyo de los principales industriales del país. Sus opiniones abiertas causaron una profunda ruptura con Hitler y otros líderes del partido.

En 1924 unió fuerzas con su hermano, Otto Strasser, para establecer la Berliner Arbeiter Zeitung, un periódico de izquierda que abogaba por la revolución mundial. También apoyó a Lenin y al gobierno bolchevique en la Unión Soviética. Más tarde ese año, Strasser fue elegido miembro de la Legislatura de Baviera. Su biógrafo, Louis L. Snyder, ha argumentado: "En esta capacidad demostró ser un organizador capaz, un orador infatigable aunque débil, un político astuto y un amante de la acción ... Usando su inmunidad parlamentaria para protegerlo de pleitos por difamación y con un pase de tren gratuito, dedicó sus energías a buscar el puesto más alto en el Partido Nacionalsocialista. Haría a un lado a Hitler y lo reemplazaría. Strasser se consideraba un intelectual orgulloso que tenía mucho más que ofrecer al partido que el Hitler emocional e inestable ".

En un discurso, Strasser argumentó: "El surgimiento del nacionalsocialismo es la protesta de un pueblo contra un Estado que niega el derecho al trabajo. Si la maquinaria de distribución en el actual sistema económico del mundo es incapaz de distribuir adecuadamente la riqueza productiva de naciones, entonces ese sistema es falso y debe ser alterado. La parte importante del desarrollo actual es el sentimiento anticapitalista que está impregnando a nuestro pueblo ".

Ernst Hanfstaengel ha afirmado que Adolf Hitler estaba profundamente celoso de Gregor Strasser. "Era el único rival potencial real dentro del partido. Había hecho de Renania su feudo. Recuerdo que durante una gira por las ciudades del Ruhr vi el nombre de Strasser pegado a la pared de todos los pasos subterráneos del ferrocarril. Obviamente, era toda una figura en la tierra. Hitler miró hacia otro lado ".

Rudolf Olden, el autor de Hitler el peón (1936) ha señalado: "Gregor Strasser, un químico de Landshut en Baviera, había soportado la peor parte de la agitación en el norte de Alemania ... En un año pronunció ciento ochenta discursos y fue durante mucho tiempo más conocido más respetado que Hitler entre los grupos volkisch del otro lado del Main. Había vendido su farmacia e invertido su capital en política. Los primeros periódicos nacionalsocialistas que aparecieron en Berlín se iniciaron con su dinero. Strasser fue un ayudante útil, pero un subordinado torpe. Se consideraba a sí mismo un socialista, aunque su socialismo era poco más que la seguridad en sí mismo bávaro ... En un momento, algo que se parecía mucho a un conflicto de escuelas de pensamiento opuestas existía en el Partido Nacionalsocialista ".

El 14 de febrero de 1926, en la conferencia anual del NSDAP, Strasser pidió la destrucción del capitalismo de cualquier forma posible, incluida la cooperación con los bolcheviques en la Unión Soviética. En la conferencia, Joseph Goebbels apoyó a Strasser, pero una vez que se dio cuenta de que la mayoría apoyaba a Adolf Hitler sobre Strasser, cambió de bando. A partir de este momento, Strasser comenzó a llamar a Goebbels "el enano intrigante".

Hitler estaba profundamente celoso de Gregor Strasser. Él era el único rival potencial real dentro del partido. Hitler desvió la mirada. No hubo ningún comentario sobre "Strasser parece estar bien", ni ninguna señal de aprobación.

Herman Rauschning estaba cerca de Strasser. "En Danzig y en la mayor parte del norte de Alemania, Gregor Strasser siempre había sido más estimado que el propio Hitler. La naturaleza de Hitler era incomprensible para los alemanes del norte. El gran y ancho Strasser, por otro lado, un buen comedor y un buen bebedor también, un poco autoindulgente, práctico, lúcido, rápido para actuar, sin grandilocuencia ni baches, con un sano juicio campesino: este era un hombre que todos podíamos entender ".

En diciembre de 1932, Paul von Hindenburg invitó a Kurt von Schleicher a convertirse en canciller e invitó a Strasser a ser su adjunto. Ernst Hanfstaengel ha señalado: "Su plan era escindir el ala Strasser del Partido Nazi en un esfuerzo final por encontrar una mayoría con los Socialistas y el Centro de Weimar. La idea no fue de ninguna manera tan mal concebida y en medio de la desmoralización momentánea y la confusión monetaria en las filas nazis, estuvo a punto de desaparecer ". Adolf Hitler y Hermann Goering desafiaron la medida alegando que era un intento de crear una división en el NSDAP.

Para mantener la unidad del partido, Strasser renunció a todos los cargos del partido y encontró trabajo en una gran empresa química. Le dijo a un amigo: "Dr. Martín, soy un hombre marcado por la muerte. No podremos seguir viéndonos por mucho tiempo y por su propio interés le sugiero que no venga más aquí. Pase lo que pase, marque". lo que digo: A partir de ahora Alemania está en manos de un austríaco que es un mentiroso congénito, un ex oficial que es un pervertido y un pie zambo. Y les digo que el último es el peor de todos. Este es Satanás en forma humana."

En 1933, Adolf Hitler se convirtió en canciller de Alemania. Industriales como Albert Voegler, Gustav Krupp, Alfried Krupp, Fritz Thyssen y Emile Kirdorf, que habían proporcionado los fondos para la victoria nazi, estaban descontentos con personas como Strasser y Ernst Roehm, quienes sostenían que la verdadera revolución aún tenía que tener lugar. . Mucha gente en el partido también desaprobó el hecho de que Roehm y muchos otros líderes de las SA fueran homosexuales.

El 29 de junio de 1934, Hitler, acompañado por la Schutzstaffel (SS), llegó a Bad Wiesse, donde arrestó personalmente a Ernst Roehm. Durante las siguientes 24 horas, otros 200 oficiales superiores de las SA fueron arrestados de camino a la reunión. Erich Kempka, el chófer de Hitler, fue testigo de lo que sucedió: "Hitler entró solo en la habitación de Roehm con un látigo en la mano. Detrás de él había dos detectives con pistolas preparadas. Escupió las palabras; Roehm, estás bajo arresto. El médico de Roehm sale de una habitación y, para nuestra sorpresa, tiene a su esposa con él. Escucho a Lutze hablar bien de él con Hitler. Entonces Hitler se acerca a él, lo saluda, le da la mano a su esposa y les pide que salgan del hotel, no es un lugar agradable para quedarse ese día. Ahora llega el autobús. Rápidamente, los líderes de las SA son recogidos del lavadero y pasan junto a Roehm bajo la guardia de la policía. Roehm levanta la vista de su café con tristeza y les saluda con melancolía. Por fin, también conducen a Roehm desde el hotel. Pasa junto a Hitler con la cabeza gacha, completamente apático ".

Un gran número de oficiales de las SA fueron fusilados tan pronto como fueron capturados, pero Adolf Hitler decidió perdonar a Roehm por sus servicios anteriores al movimiento. Sin embargo, después de mucha presión de Hermann Goering y Heinrich Himmler, Hitler acordó que Roehm debería morir. Al principio, Hitler insistió en que se debería permitir que Roehm se suicidara, pero cuando se negó, Ernst Roehm fue asesinado por dos hombres de las SS.

El 30 de junio de 1934 Gregor Strasser fue arrestado por la Gestapo como parte de la purga de los socialistas. Lo llevaron a la sede de la Gestapo donde le dispararon en la nuca. La purga de las SA se mantuvo en secreto hasta que Hitler la anunció el 13 de julio. Fue durante este discurso que Hitler dio a la purga su nombre: Noche de los cuchillos largos (una frase de una canción popular nazi). Hitler afirmó que 61 habían sido ejecutados, 13 habían recibido disparos en resistencia al arresto y tres se habían suicidado. Otros han argumentado que hasta 400 personas murieron durante la purga. En su discurso, Hitler explicó por qué no se había apoyado en los tribunales para tratar con los conspiradores: "En esta hora yo era responsable del destino del pueblo alemán y, por lo tanto, me convertí en el juez supremo del pueblo alemán. Di la orden disparar contra los cabecillas de esta traición ".

El auge del nacionalsocialismo es la protesta de un pueblo contra un Estado que niega el derecho al trabajo. La parte importante del desarrollo actual es el sentimiento anticapitalista que está impregnando a nuestro pueblo.

Hitler estaba profundamente celoso de Gregor Strasser. No hubo ningún comentario sobre "Strasser parece estar bien", ni ningún signo de aprobación.

Noviembre trajo de nuevo elecciones al Reichstag, pero a pesar de una campaña frenética, los nazis perdieron terreno. Su representación se redujo a 196, y fue en este punto que Schleicher se convirtió en canciller, para ejercer el poder que durante tanto tiempo había controlado desde las alas. Su plan era escindir el ala Strasser del Partido Nazi en un esfuerzo final por encontrar una mayoría con los Socialistas y el Centro de Weimar. La idea no fue de ninguna manera tan mal concebida y en medio de la desmoralización momentánea y la confusión monetaria en las filas nazis, estuvo a punto de fracasar. Con el fracaso llegó la ruptura definitiva entre Hitler y Strasser, quien, dos años después, pagó esta deslealtad con la cabeza.

Gregor Strasser, un químico de Landshut en Baviera, había sido el más afectado por la agitación en el norte de Alemania. Incluso durante la detención de Hitler en la fortaleza había hecho contactos en el norte. Trabajador incansable, hizo un amplio uso del pase ferroviario gratuito que disfrutaba como miembro del Reichstag, y viajó de un lugar a otro, apelando y coleccionando. Los primeros periódicos nacionalsocialistas que aparecieron en Berlín se iniciaron con su dinero.
Strasser fue un ayudante útil, pero un subordinado incómodo. Se consideraba socialista, aunque su socialismo era poco más que la seguridad en sí mismo bávaro y la aversión de la clase media a los "grandes ruidos". En un momento, algo que se parecía mucho a un conflicto de escuelas de pensamiento opuestas existía en el Partido Nacionalsocialista ...

Strasser había descubierto y sacado al Dr. Goebbels, un escritor fracasado. Fue como cómplice socialista de Strasser que se acercó por primera vez a Hitler y, al comprender de inmediato de qué lado se inclinaba la balanza de poder, fue con los colores volando hacia los batallones más fuertes. En contra de sus ardientes ambiciones, tuvo que poner los obstáculos que la naturaleza había puesto en su camino. Un enano, con un pie zambo y la cara oscura y arrugada de un niño de siete meses, ¿qué tenía que buscar en los círculos donde se adoraba e idolatraba a los héroes nórdicos rubios? El director de la editorial del Partido, Amann, lo llamó "el Mefisto del Partido, marcado por Dios con un pie hendido". Pero el hombrecillo era inteligente, adaptable y duro, por lo que logró abrirse camino.

Es posible que realmente admire a Hitler como su ideal, porque comparte su cualidad más destacada: el instinto de poder. Sin embargo, ciertamente no fue admiración sino una política franca lo que le hizo escribir a Hitler: "Ante la Corte en Munich, creciste en nuestras mentes hasta la estatura de un líder. Las palabras que pronunciaste allí fueron las más importantes en Alemania desde Bismarck. .. Es el catecismo de una nueva fe política, en la desesperación de un mundo desmoronado, despojado de Dios ... Como todo gran líder, creciste con tu tarea, creciste a medida que tu tarea crecía, hasta convertirte en un milagro."

Hitler era demasiado receptivo a los halagos como para no reconocer el talento del joven médico. Hizo a Goebbels su líder de distrito en Berlín. Privó a Strasser de la provincia que él mismo había fundado, lo nombró "Director de Organización del Reich" y lo mantuvo bajo su vigilancia. La afectuosa amistad de Rohm por Hitler sobrevivió ilesa al trato más cruel; Gregor Strasser igualmente, a pesar de todas sus diferencias, se mantuvo firme en su devoción personal al Líder.

En el Congreso del Partido que siguió a la alianza con Hugenberg, Strasser se convirtió en el portavoz de los críticos. Las esperanzas de Hugenberg de la alianza eran sus temores: los nacionalsocialistas ya no serían capaces de luchar contra los elementos "respetables" de la reacción nacionalista alemana; se verían abrumados por la fortaleza financiera superior de los demás; ahora no serían más que un apéndice del partido más fuerte. Subestimó a Hitler. Un hombre que, como un niño histérico, sólo está realmente vivo cuando está en el centro de la imagen, no se convierte fácilmente en un "apéndice". Tampoco entendió a Hitler. Tomó el apoyo de las masas como un fin en sí mismo. Pero Hitler pensaba en ello sólo como la dote que aportaría al matrimonio que por fin había concertado.

Dr. Este es Satanás en forma humana.

Los primeros años de Adolf Hitler (Respuesta al comentario)

Las Juventudes Hitlerianas (Respuesta al comentario)

Liga Alemana de Chicas (Respuesta al comentario)

El desarrollo político de Sophie Scholl (comentario de respuesta)

The White Rose Anti-Nazi Group (Respuesta al comentario)

Kristallnacht (Respuesta al comentario)

Heinrich Himmler y las SS (Respuesta al comentario)

Sindicatos en la Alemania nazi (Respuesta al comentario)

Adolf Hitler v John Heartfield (Respuesta al comentario)

Volkswagen de Hitler (El coche del pueblo) (Respuesta al comentario)

Mujeres en la Alemania nazi (Respuesta al comentario)

El asesinato de Reinhard Heydrich (Responder al comentario)

Los últimos días de Adolf Hitler (Respuesta al comentario)


Gregor Strasser

Gregor Strasser fue uno de los primeros líderes del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores (Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei, abreviado NSDAP) o Partido Nazi. Strasser fue finalmente asesinado por orden del líder del partido Adolf Hitler, como parte de la consolidación del poder de Hitler.

Nacido en una familia católica en Geisenfeld, (Alta Baviera), fue educado y empleado como farmacéutico. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, sirvió a su país como primer teniente y ganó la Cruz de Hierro por su valentía, al igual que muchos que después de la guerra se convertirían en miembros del partido nazi.

Strasser fue miembro de Freikorps, hasta que se unió al NSDAP y se convirtió en miembro destacado de Sturm Abteilung (SA) (Stormtroopers). Participó en el Beer Hall Putsch del 8 y 9 de noviembre de 1923 y fue encarcelado. En mayo de 1924, después de un año y medio, fue liberado por haber sido elegido para el Reichstag. Durante el encarcelamiento de Adolf Hitler, dirigió brevemente el partido. Strasser es considerado uno de los descubridores y promotores de Heinrich Himmler.

En 1925, fue nombrado líder del partido en el norte de Alemania, donde creó Stormtroopers o SA. Junto con su hermano Otto Strasser, tomó el control del nacionalsocialista Arbeiter Zeitung, que más tarde se supo que Hitler desaprobó. Muchas fuentes alemanas contemporáneas ven a Otto y Gregor Strasser como defensores de la socialdemocracia y opositores del nacionalismo dentro del partido.

Strasser era un socialista comprometido y radical social al igual que Ernst R & oumlhm. Strasser vio la necesidad de redistribuir la riqueza en Alemania y, al igual que R & oumlhm, se opuso a la política de Hitler de atender a los principales industriales del país, como Emil Kirdorf, aunque debe tenerse en cuenta que recibió una cantidad no pequeña de asistencia financiera personal de los "contactos" industriales y de varios "clubes de caballeros". . & quot; Sus opiniones abiertas llevaron a Kirdorf y otros a rechazar al partido por un tiempo, provocando una profunda ruptura con Hitler y otros líderes del partido.

En 1932, fue puesto a cargo de la organización del partido. En diciembre de 1932, Paul von Hindenburg invitó a Kurt von Schleicher a convertirse en canciller e invitó a Strasser a ser su adjunto. Schleicher esperaba que, al traer a Strasser, podría arrastrar con él a todo el ala izquierda del NSDAP. Hitler y Hermann G & oumlring desafiaron la medida alegando que era un intento de crear una división en el NSDAP. Se celebró una reunión de altos funcionarios nazis en la que todos los presentes repudiaron a Strasser y se declararon "listos para continuar la lucha al lado de Hitler". Para mantener la unidad del partido, Strasser renunció a todos los cargos del partido y encontró trabajo en una gran empresa química.

El 30 de junio de 1934, fecha conocida como "La noche de los cuchillos largos", Strasser fue atacado en su casa mientras almorzaba por elementos del Partido Nazi leales a Hitler, y fue llevado a prisión, donde luego fue fusilado.

Fuentes: What-Means.Com. Este artículo está disponible bajo los términos de la Licencia de documentación libre GNU

Descargue nuestra aplicación móvil para acceder sobre la marcha a la Biblioteca Virtual Judía


Gregor Strasser (La ropa nueva del zar)

No edite ni modifique este artículo de ninguna manera mientras esta plantilla esté activa. Todas las ediciones no autorizadas pueden revertirse a discreción del administrador. Proponga cambios en la página de discusión.

Gregor Strasser (31 de mayo de 1892 - 30 de abril de 1945) es un político alemán y líder del Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes (NSDAP). En servicio en el ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial, Strasser se unió al Partido Nazi en 1920 y rápidamente se convirtió en una figura influyente dentro del partido. En 1923, participó en un intento fallido de derrocar al gobierno alemán conocido como Beer Hall Putsch. Estuvo encarcelado durante unos meses después del golpe de Estado, pero fue liberado anticipadamente por razones políticas. Strasser se reincorporó al NSDAP en 1925 y una vez más se estableció en una posición poderosa y dominante. Se convirtió en el partido nazi. de facto líder en 1928 y fue nombrado canciller alemán bajo Paul von Hindenburg en 1930. Después de la muerte de Hindenburg en 1933, Strasser se proclamó a sí mismo como el Volksführer de Alemania, estableciendo una dictadura totalitaria. Durante su régimen, inició la Segunda Guerra Mundial al invadir Polonia en 1939. Estuvo estrechamente involucrado en operaciones militares durante la guerra y fue fundamental en la perpetración del Holocausto.


WI: ¿Alemania Strasserist?

Si le dedicaras algo de tiempo a la historia, sabrías que el hermano Strasser SE ROMPIÓ en 1931.. a las profundidades, como Otto - el 'Nationasl-Bolschewist' si se quiere llamarlo, el verdadero 'Beef Steak Nazi - había estafado a su hermano Gregort, quien controlaba virualmente el partido - aparte de Hitler que él' admiraba '- hasta que renunció en diciembre de 1932.

Prepara tu tarea por ti mismo antes de hacer preguntas sin educación.

CalBear

Si le dedicaras algo de tiempo a la historia, sabrías que el hermano Strasser SE ROMPIÓ en 1931.. a las profundidades, como Otto - el 'Nationasl-Bolschewist' si se quiere llamarlo, el verdadero 'Beef Steak Nazi - había estafado a su hermano Gregort, quien controlaba virualmente el partido - aparte de Hitler que él' admiraba '- hasta que renunció en diciembre de 1932.

Prepare su tarea usted mismo antes de hacer preguntas sin educación.

Zach Rowe

David T

Strasser (a menos que se indique lo contrario, me refiero a Gregor aquí) puede haberse considerado anticapitalista (aunque algunos capitalistas en realidad lo prefirieron a Hitler debido a su mayor disposición a tener la participación del NSDAP en una coalición genuina, en oposición a la actitud de Hitler de "todo o nada"), pero En mi opinión, es un grave error considerarlo prosoviético. Hizo hincapié en eso para los "nacionalsocialistas". la lucha contra el marxismo en todas sus formas es una tarea sagrada "y que no debe haber sospechas de que" simpatizamos con la República Marxista Soviética y su liderazgo judío ". https://books.google.com/books?id=8Y-QBAAAQBAJ&pg=PA42 Durante un tiempo pensó que, a pesar de sus diferencias ideológicas, Alemania y la Rusia soviética tenían algunos intereses comunes como naciones oprimidas, pero en 1926 abandonó esto y aceptó la idea de Hitler de una alianza con Gran Bretaña e Italia.

La idea de Strasser del "socialismo" era en cualquier caso vaga, y consistía en poco más que un odio por el "materialismo" que pensaba que el capitalismo y el marxismo tenían en común, y en una nostalgia por las artesanías corporativas y los gremios medievales. --¿De qué nos distingue? . . El marxismo liderado por judíos no es solo una perspectiva nacional ferviente, sino algo más profundo: el rechazo de la cosmovisión materialista. . ¡Odiamos desde el fondo de nuestras almas la ideología marxista niveladora y completamente idiota! El socialismo no significa la dominación de las masas, la nivelación del logro y la recompensa, sino más bien el socialismo es la idea alemana prusiana profundamente arraigada de 'servicio a todos'. https://books.google.com/books?id=8Y-QBAAAQBAJ&pg=PA43 En la medida en que tenía algún programa económico positivo, en su mayoría se derivaba de su hermano Otto, y consistía en intentar lograr la autarquía mediante aranceles más altos, etc.

De todos modos, creo que es poco probable que Strasser llegue al poder. Lo máximo que podía hacer era dividir el NSDAP, pero en un momento crucial renunció a sus cargos en el partido.


Biografía

Gregor Strasser nació el 31 de mayo de 1892 en Geisenfeld, Alta Baviera, Imperio Alemán, hermano de Otto Strasser. Sirvió en la Primera Guerra Mundial y sirvió con Franz Ritter von Epp's Freikorps en la supresión del comunismo en Baviera, Heinrich Himmler fue su ayudante. Strasser estaba dispuesto a participar en el golpe de Kapp contra la República de Weimar en 1920, pero su hermano Otto Strasser ayudó a luchar contra el golpe de extrema derecha de los hermanos Strasser y sus Freikorps Más tarde se unió al Partido Nazi. Fue reconocido como el Sturmabteilung (SA) en la Baja Baviera y participó en el fallido Beer Hall Putsch de 1923 en Munich en 1925, se convirtió en Gauleiter de la Baja Baviera y se desempeñó como jefe de propaganda del Partido Nazi desde junio de 1926 hasta abril de 1930. Finalmente, Hitler suplantó a Strasser y lo reemplazó con Joseph Goebbels debido al apoyo de los hermanos Strasser al anticapitalismo, ya que Hitler había ido más allá de esa creencia. El ala izquierda del Partido Nazi se reunió en torno a la idea del "strasserismo", y el canciller Kurt von Schleicher quiso ofrecer a Strasser el cargo de vicecanciller para ganarse la lealtad de los nazis de izquierda por su lado conservador de la política nacional. Hitler lo obligó a rechazar la oferta, y Strasser se enfadó aún más cuando Hitler decidió rechazar la oferta del puesto de vicecanciller, ya que estaba enojado por su pretensión del título. En la Noche de los Cuchillos Largos de 1934, Strasser fue arrestado y baleado una vez en la arteria mientras estaba en prisión, y Reinhard Heydrich hizo que sus fuerzas de las SS lo dejaran desangrado.


Otto Strasser

Otto Strasser, el hermano menor de Gregor, fue una figura destacada en los primeros días del Partido Nazi. Otto Strasser se puso del lado de su hermano cuando pareció que el Partido Nazi podría dividirse en dos grupos ideológicos diferentes inmediatamente después del encarcelamiento de Adolf Hitler.

Otto Strasser nació en Windsheim el 10 de septiembre de 1897.

Primero se puso del lado de los socialdemócratas, pero se unió al Partido Nazi en 1925. Se unió al partido cuando estaba en un estado de cambio. Técnicamente, el partido se había disuelto después del fallido Beer Hall Putsch, pero la prohibición apenas se hizo cumplir. Sin embargo, el verdadero problema al que se enfrentaba el partido era que Hitler cumplía cinco años de prisión, aunque solo cumplió nueve meses. Mientras estaba fuera, surgió una disputa en la fiesta entre dos hombres: Gregor Strasser y Gottfried Feder. Gregor quería que el partido abrazara la urbanización y el verdadero socialismo, mientras que Feder quería que el partido se mantuviera fiel a la Alemania rural y la creencia de que todos los verdaderos alemanes "venían del suelo". Fue el punto de vista presentado por Hitler. Sin embargo, el partido no tuvo líderes mientras Hitler estuvo en prisión.

Feder y Gregor Strasser co-dirigieron el partido, pero la asociación estaba condenada al fracaso. Sin embargo, Strasser se hizo un nombre dentro del partido porque pronto se hizo evidente que era un organizador muy hábil y tenía habilidades de liderazgo naturales. Como era de esperar, Otto apoyó a su hermano. Otto creía firmemente que el Partido Nazi debería ser fiel a las palabras "socialista" y "obrero" que estaban en el nombre oficial del partido. Otto quería que el Partido Nazi adoptara principios socialistas clásicos como la propiedad estatal de la tierra y la industria. Expresó públicamente su firme apoyo al derecho de los sindicatos a la huelga y expresó su simpatía por la forma de vida en la URSS.

Esto estaba completamente en contra de lo que quería Hitler. Una vez que salió de la cárcel, Hitler tuvo que reafirmar su autoridad sobre el partido. Las cosas llegaron a un punto crítico en la conferencia del partido de Bamberg en 1926. Aquí el enfrentamiento entre Hitler y Gregor Strasser se resolvió a favor de Hitler. Pronto quedó claro que muchos más nazis en la conferencia apoyaban a Hitler en oposición a Gregor Strasser. Aunque inicialmente apoyó la posición de Gregor, el futuro ministro de Propaganda, Joseph Goebbels cruzó para apoyar a Hitler. Se dio cuenta de que Hitler tenía mucho más apoyo dentro del partido que Gregor Strasser.

La asociación de Otto con Gregor no auguraba nada bueno para su futuro dentro del partido. Hitler lo llamó un "bolchevique de salón" y etiquetó a cualquiera que siguiera al de Strasser como "tontos doctrinarios". Hitler afirmó que Otto fue víctima de la "democracia y el liberalismo".

El 21 de mayo de 1930 Hitler exigió un enfrentamiento con los dos hermanos. Como miembros del partido, habían seguido apoyando toda la idea del socialismo, incluida la nacionalización y el derecho de los trabajadores a la huelga. Al mismo tiempo, Hitler estaba cortejando a ricos industriales y terratenientes. Lo último que necesitaba eran dos conocidos nazis que promovieran ideas opuestas a las de estos industriales. Ordenó que tanto Otto como Gregor se sometieran totalmente a la disciplina del partido. Otto se negó a hacerlo y Hitler ordenó a Goebbels que lo expulsara del partido.

Como resultado de esta expulsión en 1930, Otto, junto con el ex alto funcionario de las SA, Walther Stennes, formaron un nuevo partido político: la Unión de Nacionalsocialistas Revolucionarios, que se conoció como el Frente Negro. En ese momento, Otto estaba relativamente a salvo, ya que Hitler no era canciller. Otto llamó a Hitler "el traidor de la revolución", pero el Frente Negro nunca ganó el apoyo de las masas y nunca fue una amenaza para Hitler. Sin embargo, el Partido Nazi tenía una merecida reputación de violencia y Otto y su pequeño grupo de seguidores establecieron su cuartel general en Praga, donde los ex emigrados del Partido Nazi creían que estaban a salvo.

A medida que aumentó el poder del Partido Nazi a principios de la década de 1930, también lo hizo su uso de la violencia. Otto Strasser comenzó a temer por su propia vida. Su hermano se había retirado de la política y empezó a trabajar para una empresa de productos químicos. Incluso en Praga, Otto no se sintió seguro y decidió dejar Checoslovaquia por su propia seguridad. Se mudó a Canadá. Gregor Strasser fue asesinado durante la "Noche de los cuchillos largos"; se dijo que Hitler nunca olvidó lo que Gregor había hecho ni lo perdonó. Es probable que Otto hubiera corrido la misma suerte si hubiera permanecido en la Alemania nazi.

Otto Strasser regresó a Alemania Occidental en 1955 después de que se le concediera nuevamente la ciudadanía alemana. Intentó volver a involucrarse en la política pero con poco éxito.


¿Y si Hitler fuera reemplazado por Gregor Strasser?

Los nazis se vuelven más de izquierda. Strasser fue más socialista fundamental de lo que nunca fue Hitler, por lo que el partido continuará enfatizando los derechos de los trabajadores y la distribución de la riqueza como lo hizo en los primeros días. Si bien espero que vea relaciones menos acogedoras con los industriales que tenían bajo Hitler, considerando las relaciones y arreglos secretos de Strasser & # x27, los diversos intereses de la industria, creo que todavía ve que el partido eventualmente llegará a un entendimiento con ellos si obtienen el poder. Si bien era más definitivamente un socialista, todavía era un nacionalista y antisemita, por lo que si los nazis y # x27 aún obtienen el poder, puede esperar que al menos ocurra algo de la misma opresión contra los judíos en Alemania en la década de 1930.

Con Él en el poder, probablemente veas que Ernst Rohm continúa desempeñando un papel central en la conducción de las SA, que actuó como el brazo militante de los nazis hasta que fue reemplazado por las SS. Rohm era un matón pero, como Strasser, era un excelente organizador. La SA que lideró en nuestra historia tenía medio millón de personas, por lo que no era un grupo menor de ninguna manera. Así que, si ambos permanecen activos en el partido, los nazis probablemente tengan una probabilidad aún mayor de hacerse con el control del gobierno a través de una maquinaria partidista mucho más eficaz. A Rohm, sin embargo, no le gustaba el Estado Mayor militar alemán, la mayoría de ellos de origen nobiliario prusiano. Es probable que veas una purga de ellos en algún momento, lo que resultaría en la pérdida de muchas, si no la mayoría, de las mejores mentes del alto mando alemán. Esto resultará, a la larga, en un ejército menos efectivo que históricamente. Además, Rohm tenía la idea de que podía, en efecto, reemplazar al ejército actual con su propia gente de las SA (tenga en cuenta que las Waffen-SS nunca reemplazaron a la Wehrmacht, pero trabajaron junto y generalmente bajo su mando como una fuerza suplementaria, por lo que esta es una gran diferencia aquí).

Junto con Rohm, Goebbels seguirá siendo un jugador, ya que al principio apoyó a Strasser antes de cambiar su lealtad a Hitler. Básicamente, se puede esperar que la máquina de propaganda nazi sea tan efectiva en general como lo fue bajo el reinado de Hitler.

Todavía es posible ver a Himmler pero con Strasser en control, ya que él también lo apoyó por un tiempo. Pero con Strasser compartiendo los mismos ideales que Rohm, seguirá siendo un jugador menor ya que la rivalidad Rohm-Himmler no juega a su favor como lo hizo con la Noche de los cuchillos largos en nuestra historia.

En resumen, Alemania todavía se está volviendo antisemita y nacionalista con Strasser. Su efectividad militar no será tan grande debido a las purgas de las mejores mentes militares bajo Rohm. Sin embargo, es probable que siga un programa de rearme debido al propio deseo de Rohm & # x27 de que Alemania vuelva a tener un ejército fuerte. No sé si Strasser sería tan agresivo en las anexiones como Hitler, así que creo que tienes menos posibilidades de que estalle una guerra mundial. Sin embargo, las tensiones con la Unión Soviética se mantendrán, especialmente con Stalin todavía al mando y su propia militancia agresiva. Teniendo en cuenta que el KPD (Partido Comunista Alemán) ni siquiera se preocupaba por el SPD (el Partido Socialista Alemán) y consideró que ese partido no se dedicó lo suficiente a La causa, el antagonismo comunista-nazi probablemente también continuará.


Gregor Strasser

Político nacionalsocialista alemán. Strasser era el líder de la & quotVölkischer Wehrverband & quot, que más tarde unió fuerzas con el Partido Nazi.

Después del fallido golpe de Estado de Beerhall, se convirtió en el líder del Deutsch Völkische Freiheitspartei, que sustituyó al prohibido NSDAP. Más tarde volvió a ser líder de distrito del NSDAP.

Strasser fue considerado de la izquierda del nacionalsocialismo y fue asesinado durante la noche de los cuchillos largos. & Hellipmore

[cerrar] político nacionalsocialista alemán. Strasser era el líder de la "Völkischer Wehrverband" que más tarde unió fuerzas con el Partido Nazi.

Después del fallido golpe de Estado de Beerhall se convirtió en el líder del Deutsch Völkische Freiheitspartei, que sustituyó al prohibido NSDAP. Más tarde volvió a ser líder de distrito del NSDAP.

Strasser fue considerado de la izquierda del nacionalsocialismo y fue asesinado durante la noche de los cuchillos largos.


Nazis: Todavía Socialistas

Esto se siente como en los viejos tiempos. Al otro lado del estanque en el Telégrafo, Tim Stanley y Daniel Hannan están teniendo un desacuerdo amistoso sobre la cuestión de si los nazis eran de hecho socialistas. I don’t usually wade into these arguments anymore, but I’ve been writing a lot on related themes over the last few weeks and I couldn’t resist.

Not surprisingly, I come down on Hannan’s side. I could write a whole book about why I agree with Dan, except I already did. So I’ll be more succinct.

Fair warning, though, I wrote this on a plane trip back from Colorado and it’s way too long. So if you’re not interested in this stuff, you might as well wander down the boardwalk and check out some of the other stalls now.

Stanley makes some fine points here and there, but I don’t think they add up to anything like corroboration of his thesis. The chief problem with his argument is that he’s taking doctrinaire or otherwise convenient definitions of socialism and applying them selectively to Nazism.

Stanley’s chief tactic is to simply say Nazis shouldn’t be believed when they called themselves socialists. It was all marketing and spin, even putting the word in their name. Socialism was popular, so they called themselves socialists. Fin de la historia.

So when Nazi ideologist Gregor Strasser proclaimed:

We are socialists. We are enemies, deadly enemies, of today’s capitalist economic system with its exploitation of the economically weak, its unfair wage system, its immoral way of judging the worth of human beings in terms of their wealth and their money, instead of their responsibility and their performance, and we are determined to destroy this system whatever happens!

. . . he was just saying that because, in Stanley’s mind, socialism was “fashionable.”

Obviously there’s some truth to that. Socialism era popular. So was nationalism. That’s why nationalists embraced socialism and why socialists quickly embraced nationalism. It wasn’t a big leap for either because they’re basically the same thing! In purely economic terms, nationalization and socialization are nothing more than synonyms (socialized medicine = nationalized health care).

Nazis Hated Bolsheviks, Who Knew?

That Hitler wasn’t a socialist became apparent within weeks of becoming Chancellor of Germany when he started arresting socialists and communists. He did this, claim some, because they were competing brands of socialism. But that doesn’t explain why Hitler defined his politics so absolutely as a war on Bolshevism — a pledge that won him the support of the middle-classes, industrialists and many foreign conservatives.

There’s a stolen base here. Sure, Hitler’s effort to destroy competing socialists and Communists “doesn’t explain” all those other things. But it doesn’t have to. Nor does Stalin’s wholesale slaughter (or Lenin’s retail slaughter) of competing Communists and socialists explain the Molotov–Ribbentrop pact or the infield-fly rule. Other considerations — economic, cultural, diplomatic — come into play. But when people say Hitler can’t be a socialist because he crushed independent labor unions and killed socialists, they need to explain why Stalin gets to be a socialist even though he did likewise.

The fact that many “foreign conservatives” supported Hitler’s hostility to Bolsheviks is a bit of a red herring. Many conservatives today support the military in Egypt as a bulwark against the Muslim Brotherhood. That tells you next to nothing about the content of the junta’s domestic policies. But, it’s worth noting that some foreign Communists and liberals, such as W.E.B. Du Bois, actually supported Hitler’s domestic economic policies (though not the anti-Semitism) in the mid-1930s.

For what it’s worth, the reason that Hitler declared war on Bolsheviks is a rich topic. The short answer is that he was a socialist but he was also a nationalist (hence national-socialism). And the nationalist part considered Bolshevism an existential threat — which it was!

Dan asserts that Hitler was a socialist with reservations, that:

Marx’s error, Hitler believed, had been to foster class war instead of national unity – to set workers against industrialists instead of conscripting both groups into a corporatist order.

Yet, by this very definition, Hitler wasn’t a socialist. Marxism is defined by class war, and socialism is accomplished with the total victory of the Proletariat over the ruling classes.

¡Ah! So deviating from the definition of Marxism disqualifies one from being a socialist? Preferring national unity to international class solidarity will get your socialist membership card revoked? If that’s true, no one is a socialist in the real world. Stanley’s standard, if uniformly applied, would expel from the ranks of socialists: Stalin, Mao, Lenin, Castro, Chavez, Maduro, Ortega, Ho Chi Minh, Pol Pot, Kim Il Sung (and progeny), Norman Thomas and all of the American Socialist Party, the Fabians of England, virtually every social-democratic or avowedly socialist party in the West now or recently. If none of them are socialists, then why ever again talk about socialism?

Simply put, no one talks about uniting the workers of the world anymore. Every socialist movement or party that comes to power promises national unity, not international solidarity. Sure, rhetorically a handful of tin pots may talk about their brothers across some border, but that’s a foreign-policy thing. Domestically, economically, culturally, it’s all about nationalism, not internationalism. In other words, nowhere in the world does being a nationalist preclude a person or movement from being a socialist. Rather, it’s a requirement.

As for splitting with Marx, they all did it and continue to do it. Some admitted it, some simply stumbled on Marx’s shortcomings without saying so and just tangoed-on, adding hyphens and modifiers: Marxism-Leninism, Marxism-Stalininism , Marx-Lenin-Stalin-Maoism, socialism with “Chinese characteristics,” etc. It was like totalitarians from across the globe kept forming booming law firms and adding names to the shingle. Finding Marx in error in one way or another isn’t a disqualifier for being a socialist it is once again a requirement for being one (outside the classroom, at least).

Stanley at times seems to hold up Marx as the only acceptable standard for socialism. It isn’t and never was. I would argue as a matter of sociology and philosophy, socialism traces back to caveman days. But simply as a matter of accepted intellectual history it long predates Marx. Babeuf’s “Conspiracy of the Equals,” for instance, was hatched long before Marx was even born.

Hitler the Non-Egalitarian

Then Stanley goes on to insist Nazism wasn’t socialist because it was anti-Semitic and racist. He writes, “Hitler’s goals were, in fact, totally antithetical to the egalitarianism of socialism.”

This is some weak sauce. Yes, Nazism was the worst of the worst when it came to organized bigotry and prejudice. But Stanley misses that the basic idea of Nazism was egalitarianism — egalitarianism for Aryans. Nazi rhetoric was incredibly populist. Workers were exalted over everyone. Economic policies were populist too — remember the peoples’ car (a.k.a. Volkswagen)? But it was all aimed at “good Germans.” This differed from Stalinism’s rhetoric to be sure, but it’s not all that dissimilar from various forms of African or pan-Arab socialism.

And again, why is only Nazism disqualified from the “honor” of belonging in the socialist club because of its bigotry? Why is it alone held up to the theoretical ideals of socialism, rather than compared to other socialist systems? (And, it’s worth noting, even in theory, socialism fails Stanley’s test. One need only read what Marx had to say about “the Jewish question” or blacks to recognize that.)

Stalin was hardly a racial egalitarian (or any other kind of egalitarian). Before he died, Stalin was planning a major new assault on the Jews to improve on the impressive work he’d already done. And he had no problem treating non-Russian Soviet populations as expendable playthings and puzzle pieces. Even later regimes had preferential policies for ethnic Russians. But, hey, is North Korea not socialist because its ideology is racist?

It’s somewhat amusing that Stanley invokes George Bernard Shaw as an authority on the inauthenticity of Hitler’s socialism. This is the same George Bernard Shaw who said “the only fundamental and possible socialism is the socialization of the selective breeding of Man.” Shaw wanted a “human stud farm” in order to “eliminate the yahoo whose vote will wreck the commonwealth.” Do such non-egalitarian comments mean that Shaw wasn’t a socialist either?

Stanley is certainly right that German National Socialist economics differed from Russian Bolshevik economics. So what? The question was never, “Were Nazis Bolsheviks?” Nor was it “Were Nazis Marxists?” The question was “Were Nazis socialists?” Demonstrating that the answer is no to the first two doesn’t mean the answer to the third question is a no, too.

I actually agree with Stanley that corporatism is the better term for Nazi economics. Here’s the problem: that’s also true of most socialist systems.

Yet in these historical debates, the term is only dusted off for Nazis and Italian fascists. “Oh, the Nazis weren’t socialists, they were ‘corporatists’” is a fine argument to make, if you’re willing to acknowledge that corporatism is actually a more accurate word for the socialisms of Sweden, France, South America, etc. In other words, the “they were corporatists!” line is usually an attempt to absolve socialism of any association with Nazism and fascism rather than an attempt to get the terms right.

I’ve come to believe that corporatism (which does no mean “rule by corporations”) is the natural resting state of pretty much every political order. Politicians naturally want to lock-in and co-opt existing “stakeholders” at the expense of innovation . They love talking about “getting everybody at the table,” which really means getting the existing insiders to create rules that help themselves.


Gregor Strasser

Post por Michal78 » 29 May 2007, 20:03

Here are next 2 photos from Hoffmann collection of gauleiter Gregor Strasser from 1925
(source is Historisches Lexikon Bayerns)

Did he ever wore the uniform of gauleiter? Does exist his photo in this uniform?

Post por Mark Costa » 30 May 2007, 01:07

Gregor Strasser never wore gauleiter uniform per see. He did wear a combination SA brown shirt at one time that also had an armband with two stripes indicating a regional leader but these definitions were vague and several other individuals also wore this type of insignia that did not hold a "gauleiter" title. Therefore one can not say he really wore a gauleiter uniform. The later gauleiter uniforms that used collar insignia etc. did not come into being until 1933 at which time Gregor was already out of the party and heading down the road to a firing squad.


Ver el vídeo: Alternate History: What If Hitler Died Early?